Fiesta de la Vendimia

En esta edición estoy muy feliz de contarles que en Chile hemos vivido hermosas fiestas de la Vendimia en distintas regiones del país, las cuales aún se están realizando y donde los asistentes han podido disfrutar de los mejores mostos en verdaderas fiestas del vino.
Por lo mismo, no puedo dejar de mencionar y destacar la espectacular versión desarrollada este año por la Ruta del Vino de Colchagua (@rutadelvinocolchagua) en la ciudad de Santa Cruz, en la Región del Libertador Bernando Ohhigins, un evento que reunió a miles de turistas de distintos países y donde pude estar presente y apreciar una jornada en la que expusieron sus brebajes un total de 23 viñas, a comienzo de este mes.
La actividad, que reunió lo mejor de la cultura, la artesanía, música y la gastronomía típica chilena, fue desarrollada en la cancha de Polo de la hermosa Viña Laura Hartiwing y en un mágico entorno de viñedos. Una Vendimia llena de detalles y música en vivo fue la característica del evento realizado entre las viñas

¿Cómo guardar nuestros vinos?

Y luego de este breve relato de lo que fue la Fiesta de la Vendimia de Colchagua, una de las más reconocidas de Chile, les quería dejar unos tips para que puedan guardar sus vinos, ya que al igual que cuando prestamos mucha atención a las fechas de lo que guardamos en la nevera como carnes o lácteos, la misma preocupación debemos tener con nuestros apreciados vinos.

Se tiende a creer que es una regla que todo queda mejor guardado en el refrigerador, y es un hecho que tomar blancos y rosados fríos es lo que corresponde, incluso hasta algunos tintos se pueden beber de esta forma, pero es importante saber que también se tapan o se desechan muchas características esenciales del líquido con estos cambios bruscos de temperatura.

Entonces, los que van en la heladera son aquellos de estilo joven, sin presencia de madera y que se beben en general durante el año de cosecha. Para tintos y blancos con crianza, es preferible que mantengamos el líquido estable en temperatura y humedad; y corregir temperatura en el momento del servicio.

Otro error de almacenamiento de vinos en casa es cuando se dejan en cajas de cartón y en posición vertical, eso no es lo más recomendado. El cartón es un elemento potenciador del calor, y podremos

tenerlas un par de semanas así (horizontal si puede ser), pero luego empezamos a correr riesgo de hongos y demás cuestiones negativas en estos envases.

El vino debe estar en un lugar oscuro, preferentemente húmedo, sin ruido ni vibraciones y alejado de olores que puedan contaminar el corcho.

Sino se dispone ni del presupuesto ni del lugar para instalar un equipamiento eléctrico que responda las necesidades del vino, podemos pensar en algún mueble, tipo bar para guardar los vinos. Eso sí, tienen que ser opacos, que se encuentren en un lugar relativamente fresco y saber que ahí están porque ciertamente me los tomaré en el año ya que no se reemplaza a las cavas de ninguna manera.

Y para finalizar, es conveniente terminar la botella que se abre y no volverla a tapar con el mismo corcho; ni meterla de nuevo a la heladera. Lo mejor es invertir en una bomba de vacío manual y dejarlo en un lugar fresco. Por el corcho ingresan todo tipo de microorganismos y bacterias que descomponen el vino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.