¿Sabes cómo afecta la primavera a los perros?

La primavera es una linda época, resurge la naturaleza, las temperaturas comienzan a subir y aumentan las horas de luz al día, pero también trae muchos cambios que no solo afectan a las personas, en cuanto a horarios o rutinas, sino que también son apreciables en nuestros animales. Aquí algunos consejos para el cuidado de nuestros amigos peludos en esta temporada.


Alergia a la primavera.

Al igual que nos sucede a los humanos, los perros también pueden verse afectados por el polen y provocarles síntomas tan comunes como el lagrimeo, los estornudos o los picores.
En estos casos debemos acudir al veterinario para que le realice las pruebas necesarias y le asigne el tratamiento oportuno para combatir la alergia en caso de ser detectada.

Picaduras

Con la subida de las temperaturas, la actividad de los insectos (abejas, arañas…) también aumenta. Por lo que existen riesgos de picadura en caso de que nuestro perro juegue cerca de ellos o intente morderlos.
Los síntomas de una picadura son múltiples, pero lo más importante es estar alerta de posibles inflamaciones en la boca o la garganta ya que pueden generar graves insuficiencias respiratorias o incluso asfixia.

Parásitos externos

Existen muchos parásitos internos y externos que pueden afectar a la salud de nuestra mascota. No obstante, en primavera son muy comunes las pulgas y garrapatas.
Estos parásitos se alimentan de su sangre y pueden provocarles hemorragias además de transmitirles distintas infecciones y enfermedades. Al igual que con los mosquitos y otros insectos, podemos prevenir estos parásitos utilizando distintos productos. Los collares antiparásitos y los repelentes pueden ayudar.

Muda de pelo

Tanto en primavera como en otoño nuestro perro realiza un cambio de muda en el que suelta más pelos de lo común y es posible que nos llene el sofá o cualquier otro sitio donde se tumbe de ellos. Esto es algo que no podemos evitar ya que les sucede a todas las mascotas.

Resequedad de la piel

La piel es la que se lleva la peor parte porque se les puede resecar, apareciendo eccemas, irritaciones o descamaciones, provocando una situación muy molesta para el animal.


¡Disfruta de la primavera en la mejor compañía! Pero siempre con responsabilidad y pensando en el bienestar de tu mascota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *