Memes taquilleros

Es un hecho innegable que el internet y las redes sociales se han vuelto una parte importante de la sociedad. Han permitido la conexión de personas sin importar la distancia y eso propició el desarrollo de culturas en internet, culturas que crean, consumen y comparten contenido, que desarrollan su propio lenguaje y sus propios chistes o referencias internas, en pocas palabras generan memes.
Conforme el internet fue avanzando poco a poco más y más gente se fue integrando a los círculos de internet. Hoy en día son masivos, casi todo mundo los conoce e increíblemente, son capaces de influenciar el mundo real (en pequeña escala)
Ejemplos recientes sucedieron en las taquillas de un par de películas. “Morbius”, una película estrenada en abril de parte de Sony paso a la historia de forma infame. Como película da que desear, no es totalmente terrible pero tampoco es recomendable.

Fue entonces que internet empezó a hacer de las suyas, en forma de protesta a productos mediocres y como simple burla; surgió de forma sarcástica la tendencia de enaltecer a “Morbius.
Esta clase de memes no solo hacían sátira, sino que además de forma no intencional fungían como una especie de advertencia de no verla. “La película que generó Morbillones de dólares” “Morbius el mejor personaje de toda la historia cinematográfica”.

A pesar de todos los memes haciendo alusión a un éxito comercial, la realidad es que le fue pésimo en taquilla logrando a duras penas recuperar lo invertido. Si bien la película no habría llegado a ser un éxito comercial, es innegable que todos los memes impulsaron e incrementaron más este fracaso, mandándolo a la historia.
El segundo ejemplo es la nueva película de “Minions”. No hay certeza alguna si fue concebida de forma satírica o una acción de amor a la franquicia por parte de quienes crecieron con ella, pero minions fue el opuesto de “Morbius”, esta es una historia de éxito, “Gentleminions”, el meme tendencia que impulsó la taquilla de esta película animada.

Bastante simple, grupos de amigos se reunían a ver la película en cines, con un simple detalle, iban todos vestidos con atuendo formal. Suena bastante inofensivo, más en varios lugares fue prohibida esta actividad ya que por lo general era muy ruidosa la gente y molestaba a los demás espectadores. Un inconveniente para los cines mas no para los bolsillos de Ilumination, el estudio detrás de minions.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.