¿Qué se puede importar a Cuba? Nuevas regulaciones aduanales

Hasta cinco celulares y dos motorinas por pasajero: la Aduana de Cuba publica sus nuevas regulaciones en medio de la desesperación y una crítica economía

La Aduana General de Cuba publicó las disposiciones que regirán para las importaciones de productos por los viajeros que llegan a la Isla, que incluyen tarifas y tasas nuevas y suponen la admisión de una mayor cantidad de productos de carácter no comercial por pasajero, reporta DIARIO DE CUBA.

Estas medidas, anunciadas por el ministro de Economía, Alejandro Gil Fernández, en la más reciente sesión de la Asamblea Nacional, incluyen entre otros cambios la posibilidad de importar hasta cinco teléfonos celulares, en vez de los dos hasta hoy permitidos, dos plantas eléctricas e igual número de motorinas eléctricas. En este último caso, se incluye una tercera moto enviada como carga.

En la resolución publicada en la Gaceta Oficial, la autoridad define como importación no comercial aquella realizada por las personas naturales de manera ocasional para su uso personal, familiar o del hogar, mediante equipajes, envíos, menajes u otras cargas autorizadas.

Las disposiciones, que entran en vigor a partir del 15 de agosto próximo, incluyen novedades. Entre ellas está que quienes reciban envíos aéreos, marítimos, postales, y de mensajería sin carácter comercial, no tendrán que pagar el impuesto aduanero por los primeros 30 dólares estadounidenses del valor o su peso equivalente, hasta tres kilogramos del envío, en la relación valor/peso establecida por la Aduana.

Además, la entidad decidió definir el carácter no comercial de la importación de productos misceláneos por su valor y peso y por la diversidad de los artículos a importar, y no por las cantidades físicas, y también incrementar la cantidad permitida a importar de algunos artículos.

DIARIO DE CUBA sostiene que la Aduana advierte que el carácter no comercial de las importaciones tiene que ver con «la naturaleza y funciones de un artículo» y con que «la reiteración de las importaciones realizadas no evidencien el carácter o fin comercial de su importación». Esto último, una advertencia a las mulas, que hacen turismo de compras y son parte fundamental de la densa economía sumergida de la Isla.

En caso contrario, la Aduana puede sancionar al viajero. Por ejemplo, haciendo el decomiso de los artículos que exceden la cantidad establecida.

Asimismo, la Aduana aclara que «las partes y piezas fundamentales de máquinas, aparatos y equipos, importados de conjunto, son considerados por la Aduana como máquinas, aparatos y equipos completos. Cuando se presentan fraccionados, se toma en cuenta que la suma de las partes representen el valor total del equipo a importar».

Así, por ejemplo, una torre y un monitor se admiten como la importación de una microcomputadora completa; una bicicleta sin gomas, se considera como la importación de una bicicleta completa, etcétera.

«En correspondencia con lo legalmente dispuesto, clasifican como miscelánea los artículos siguientes: calzado, confecciones, alimentos, artículos de aseo personal y del hogar, bisutería, perfumería y similares. Para la importación de los productos que clasifiquen como miscelánea, los artículos o productos a importar han de ser diversos en sus tipos», refiere la resolución.

En el caso de los equipos electrodomésticos, la Aduana los admite a condición de que sean variados, aceptando hasta dos artículos del mismo tipo, siempre que la suma de sus valores no exceda el límite establecido.

También admitirá hasta tres artículos relacionados con las telecomunicaciones y dispositivos para la red, incluyendo los accesorios o periféricos de equipos de cómputo (mouse, teclados u otros). Ello se aplica también para equipos como microcomputadoras de mesa, laptop, tabletas o similares, e instrumentos musicales.

En cuanto a los muebles, la Aduana admitirá hasta cinco artículos de cada tipo que clasifiquen como muebles

para el hogar, siempre que su valor no exceda de los cincuenta dólares. Para los que superen ese valor, incluidos los que constituyen juegos, se admitirán tres. Esto último aplica para los muebles para bebés.

La resolución de la Aduana incluye un listado de precios que suponen una disminución del 70% del impuesto hasta hoy cobrado por los mismos productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.