HAZ QUE TU PERRO TAMBIEN BUSQUE LOS HUEVOS DE PASCUA

Este es el mes de la Pascua, y entre todas las tradiciones que acompañan esta celebración están los famosos huevos de Pascua.
Anímate a jugar la búsqueda de los huevitos de Pascua con tu mascota. ¡No es justo que no participen teniendo ellos un olfato tan desarrollado! Te enseñare cómo hacerlo en diferentes niveles, desde el más sencillo hasta el más complejo. Este «juego del cerebro» y actividad de placer/recompensa es buenísima para ellos! Espero que se diviertan un rato y así lo estimules física y mentalmente.
Así se prepara el juego:

  1. Preparación: Consigue unos huevitos de Pascua de un plástico flexible, el tamaño dependerá de tu perro, la regla es que sea un tamaño que el perro no pueda tragar. Asegúrate que tu mascota te esté observando mientras los rellenas; sobre todo si es la primera vez con este tipo de práctica de olfato. Seguidamente rellena los huevitos con golosinas de tu elección; esto puede ser alimento de la «gente» (queso sin sodio, pechuga de pollo), el kibble del perro, dos o tres galletitas o golosinas para perro, algo que ame tu perro; la clave es que tengan un olor fuerte.
    Para perros principiantes no hay que hacerles nada, será suficiente con juntar las dos mitades medio abiertas con la golosina adentro, sin que llegue a cerrar a presión. Para avanzados hazles uno o dos huequitos para que salga el olor de la golosina fácilmente después de cerrados. Para viejitos o cachorros quizá tengas que proveer alguna asistencia al abrirlos. Si tu mascota tiene una mordida muy fuerte es mejor no usar el huevito plástico y solamente usa platitos o esconde las golosinas sueltas en lugares estratégicos.
  2. Escondida. Después hay que remover al perro para que no te pueda ver escondiéndolos. Dependien-do de donde escojas esconder los huevitos (ya sea dentro o fuera de la casa) tendrás que tener en cuenta el nivel o la facilidad de tu perro para encontrarlos al
  3. momento de escoger los escondites; con primerizos mantenlos a nivel de su nariz para que así pueda verlos fácilmente .Definitivamente te recomiendo comenzar con medio huevito abierto sobrepuesto en la alfombra o el jardín en una área pequeña; con el pasar del tiempo el perro aprenderá que hay algo delicioso dentro de los huevos y podrás empezar a ocultarlos en lugares menos obvios. hacerlo más complicado y en espacios más grandes.
  1. Búsqueda. Finalmente, trae tu celular para tomar videos de su destreza buscando los huevitos de Pascua e invita a tu mascota al lugar de búsqueda para que descubra que hay un sabroso plato en el interior de los huevitos, tienes que ayudarle a que entienda la idea del juego (que escondiste cosas y que use su nariz para encontrarla) mostrándole donde está el primer huevo y acompañándolo en la búsqueda para que sepa hacía donde debe dirigir su nariz. ¡Pronto te sorprenderá lo rápido que sus narices cogen el olor y empiezan a correr para encontrar más ellos solos!
    PRECAUCIONES:
    ¡Este es definitivamente un juego supervisado!
    ¡Asegúrate que tu perro sólo coma lo de dentro, no los huevos!
    Es mejor si tu perro tiene entrenamiento del comando «déjalo» por si acaso se ponga un poco entusiasta con los huevos. Nunca des dulces ni chocolates a tu pe-rro. Le harán mucho daño.
    Asegúrate de que saber cuántos huevos has escondi-do y de recuperarlos todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.