Mascotas

Como saber si nuestro perro esta sordo

No siempre identificamos la sordera inmediatamente, quizás notamos un cambio de comportamiento y conducta en nuestro perro y pensamos que esta apático, medio flojo para levantarse y acercarse. Entonces justificamos que ya no venga a celebrarnos cuando entramos en la casa, porque parece aburrido de la rutina, menos interesado en jugar con nosotros y hasta prefiere dormir más de la cuenta.
Si esta situación te es familiar es posible que nuestro perro se esté quedando sordo y pasa por diferentes razones y a diferentes edades (no solo en la vejez) y podría ser algo más serio, así que es mejor salir de dudas. En este artículo haremos unas pruebas caseras de audición a nuestro perro para saber si es hora de llevarlo al veterinario.
1ra Prueba:
El perro por naturaleza oye de 4 a 5 veces más lejos que un humano, por ejemplo, si nosotros escuchamos una construcción a una cuadra de distancia, nuestro perro lo oirá desde cuatro a cinco cuadras, la capacidad para recibir sonidos de alta frecuencia supera la del humano. Al darnos cuenta de que nuestro perro no oye cosas que nosotros sí, debemos considerar esto una alerta.
2da Prueba:
Los perros sordos o con una parcial pérdida auditiva no reaccionan ante algunos sonidos o ruidos. Por ejemplo, si nos acercamos a nuestro perro cuando esté dormido y damos fuertes aplausos y aun así no se asusta ni hace ningún movimiento, es otra señal de sordera (aunque también puede que esté profundamente dormido).
3ra Prueba:
Cuando esté despierto, tomemos uno de sus juguetes que haga mucha bulla y que haya sido su favorito, démosle la espalda haciéndolo sonar, para ver si tiene alguna reacción. Si vemos que no viene corriendo como antes lo hacía o notamos que nuestro perro sigue su camino pausado, es muy posible que sufra sordera.
4ta Prueba:
Provoquemos sonidos que no produzcan vibración (para que así solo pueda detectarlo por el oído) o hagamos sonar objetos que le interesen como su plato de comida o haciendo ruido con las llaves como cuando vamos a salir a pasear, si la reacción del perro es nula, entonces es señal de que nuestro perro comienza a no ser el mismo que hace un tiempo.
Y finalmente
Si nuestro perro sigue sin reaccionar cuando lo llamamos en voz alta, o notamos un cambio en su comportamiento, como que se asusta frente a algunos objetos, personas o animales de su alrededor es hora de aceptar que no escucha y no dudemos en llevarlo rápidamente a nuestro veterinario de confianza para en algunos casos, encontrar un posible tratamiento. Él le hará otras pruebas para salir de dudas.
Un perro sordo necesita mucho más cariño que otros perros. Tengamos paciencia, comprendamos la situación y démosle todo el amor que se merece 😉

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba