LAFC DOING THE JOB

La MLS está pasando por su mitad de temporada este año y no resulta muy diferente a periodos anteriores. Al menos en el plano estrictamente deportivo. La irregularidad sigue siendo la bandera que se ve más a lo alto en la tierra americana.
Prueba de ello son equipos como el Galaxy, que ni reforzándose ha podido obtener los resultados deseados, o el Seattle Sounders, subcampeón de la temporada pasada y flamante primer campeón norteamericano de la CONCACAF CHAMPIONS LEAGUE y que ahora está hundido debajo de la mitad de la tabla con más derrotas que victorias en lo que va de la campaña.
Sin embargo, en medio de este carrusel encontramos equipos como el de Los Ángeles FC que ha marcado la pauta los últimos años en la liga, de que las cosas además de por una cuestión económica también se pueden hacer bien desde el punto de vista deportivo.

Desde su creación hace 5 años se ha mantenido siempre en los primeros lugares. El año pasado, tuvo su campaña más difícil quedando en noveno lugar, no obstante, ya en esta han retomado el camino y están primeros de su conferencia. Las temporadas regulares predecesoras igualmente quedaron en primer lugar un par de ocasiones y otra en tercero.
Se han mantenido con un mismo patrocinador general desde su inicio, teniendo tantas opciones de estadios en los que jugar en la ciudad de las palmeras, decidieron construir su propio estadio, mantuvieron por 4 temporadas al técnico Bob Bradley, cosa poco común en esta liga.

Y si bien le ha faltado meter una marcha más en las postemporadas es un equipo que ya se ha hecho protagonista de la liga con tan poco tiempo de creación. Sin ir más lejos, comparte más o menos el mismo tiempo de vigencia en la liga que equipos como el Inter Miami, Nashville o Austin, de los cuales no se escucha absolutamente nada.
Y, por si fuera poco, este verano, incluso siendo primeros de su conferencia en lo que va de la liga, decidieron reforzarse con dos nombres conocidos del viejo continente. Giorgio Chiellini y Gareth Bale. Que con las reservas de que se adapten físicamente, llegan a hacer este plantel mucho más rico en calidad y sin duda el principal contendiente este año ahora si en la postemporada llegar a esa sexta velocidad.
Sin duda, en una liga como la americana, cuando se prioriza un poquito nada más los procesos y las necesidades futbolísticas es posible enseguida sobresalir de los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.