Selección peruana bajo la mirada de un psicólogo deportivo, ¿cómo recomponerse tras esta derrota?

Perú y Australia se enfrentaron en un partido decisivo en Qatar, pero la bicolor se quedó con las manos vacías tras la tanda de penales.

Este lunes, Perú se quedó sin la posibilidad de ir al Mundial de Qatar 2022 tras caer en penales ante Australia. Piero Portanova, reconocido psicólogo deportivo peruano, habló sobre la derrota peruana desde el lado emocional de los jugadores y la reconstrucción necesaria tras perder el ticket a la máxima cita del fútbol.

¿Qué viene ahora? Portanova reconoce que es difícil volver a construir un proceso como el que tenemos: “No digo que no se pueda hacer algo similar. Pero el gran tema con una derrota es que posiblemente sea un proceso de construcción diferente, un ánimo distinto.

Refiere que una de las grandes interrogantes de la blanquirroja es la edad y hasta cuándo dará esta generación. Un proceso de recambio siempre es más sencillo cuando se gana, cuando se clasifica, cuando se participa en un Mundial. “Esa es la gran pérdida en un escenario así”.

Explica que cuando tienes una continuidad y un liderazgo activo como en la selección peruana, tienen la posibilidad de continuar y sobreponerse. Añadió que es incuestionable el liderazgo de Gareca, pero también del comando técnico, “porque para quienes hemos trabajado de cerca es un comando técnico es un trabajo en equipo, obviamente siempre hay un líder, y suele ser el referente más importante para el jugador, sobre todo cuando hay vaivenes y picos de buenos y malos rendimientos”.

EL FACTOR COMINGES

El exjugador Juan Cominges ya viene trabajando desde unos años con la selección peruana como coaching ontológico. Es quien se encarga de ver la parte humana de los jugadores.

Piero Portanova comenta que se ha pasado de un esquema de trabajo psicológico clásico desde la figura de un psicólogo deportivo, y se incluyó la figura de Cominges, con la ventajas o desventajas que para los profesionales en psicología en deporte puede tener el coach deportivo.

Refiere que los futbolistas pueden ser mucho más resistentes a las herramientas de la psicología clásica que a las herramientas del coach, cuya esencia es que deja en manos de la misma persona las posibilidades de cambio. No trabaja con estrategias puntuales porque no es que uno u otro escenario esté mal, sino que la ventaja del coach es que la persona se involucra en las situaciones que demandan cambio en sus conductas.

Agrega que desde la psicología del deporte seguramente se ha seguido trabajando desde un modelo más clásico, pero con motivos distintos, como fortalecer la autoconfianza, o mentalizar a los jugadores a que alcancen nuevos resultados, la parte de motivación y autoconfianza como variable, además del manejo de la ansiedad competitiva y el estrés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.