La Dignidad no reconoce bandos

Hablando del Yo, con el peso y la importancia con la que defiendo lo que el Ego es y representa cuando está saludable y fortalecido, es justo decirte que podría dejar pasar la oportunidad de rendir un homenaje a todas las personas que luchan por sus ideales, pero no quiero. Esos valientes Egos fuertes que luchan, no se merecen la indiferencia ni el olvido.

Son tiempos difíciles que podrían no haberlo sido si se hubiera querido, pero se le ha dado más importancia a la conveniencia, la oportunidad y a una inmensa bóveda llena de excusas para encubrir e intentar sostener vivo el poder del doble mensaje y la doble moral.

Hemos visto a un Presidente que ha expuesto su propia vida para defender lo que cree que es justo; soldados entregando su vida en un puente para evitar que una avanzada militar logre su objetivo y familias que se dividen para poder salvarse al escapar a otro país, aunque los hombres regresaban a defender su tierra, su identidad, su sociedad, su cultura y su derecho a vivir en libertad.

En La Otra Campana hoy quiero traer a tu consciencia la luz y la fuerza con la que ilumina la dignidad a la realidad para descubrir valores que tienen valor propio, es decir independientes de las condiciones de entorno.

Para algunos es fácil rendirse, en tanto que para otros lo es sugerirle a los demás que se rindan. Sin embargo, la luz que en estos días encandila y hace que más personas despierten de su letargo inducido por la imposición de lo superficial, tiene Dignidad por nombre y Ucrania como su apellido.

Aunque este pueblo conoce la desesperación, se sostiene firme porque no es snob (antigua palabra derivada de “sine nobilitate”, que significa “sin nobleza”) y tiene plena consciencia de que se merece el derecho a elegir cómo quieren vivir o morir.

José Ingenieros regaló:

“Dignidad es recibir lo que uno merece sin tener que pedirlo; y nunca aceptar lo no merecido”.

Mi respeto a los dignos resilientes.

¿Los saludas conmigo?

Nos leemos la próxima..

2 comentarios sobre «La Dignidad no reconoce bandos»

  1. Excelente mensaje como siempre, una realidad o varias, dependiendo del como lo veamos, pero todas convergen en un tiempo sin pausa. Saludos afectuosos siempre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.