24 y contando…

Ha terminado el cuarto y último Grand Slam de este 2023 en el mundo del tenis. Y Novak Djokovic, una vez más, ha salido campeón del US Open, como de otros 3 de los 4 grandes. Solo el increíble partido de Carlitos Alcaraz en la final de Wimbledon evitó el llamado Grand Slam calendario por parte del serbio.
A esta altura, creo que ya es un poco redundante seguir hablando de la grandeza de Nole, el cual creo que al margen de gustos personales, no habrá debate en que ya está ubicado entre los 2 o 3 mejores tenistas de la historia y me parece que por un tiempo amplio. Ahora, creo que bastante más debatible es que en los últimos años el palmarés lo ha agrandado por una combinación clara de, por un lado, su constancia y lo increíble jugador que es, y por otro lado la poca competencia real que exceptuando Alcaraz y Nadal cuando ha estado sano, le ha propuesto en general el circuito tenístico.


En cuanto a los Torneos Grandes la diferencia se hace abismal. Nole ha ganado la mitad de los últimos 20 Grand Slams que se han jugado. En la decena restante solo repiten con más de uno Rafa y Carlitos. En el siguiente escalón, que son los Masters 1000, la historia no cambia mucho. Sobre todo, porque cada vez el serbio se vuelve más selectivo en los torneos que participa y se ha saltado varios.


Así todo, desde 2019 a la fecha Nole ha ganado 8 títulos Masters 1000. El que más se le acerca en ese periodo de tiempo es el ruso Medvedev con 6 coronas y las 4 de Alcaraz. Pero nuevamente aquí tenemos a una lista de muy buenos jugadores que han ganado algún Master 1000 pero que no consiguen consistencia y no se mantienen a ese mismo nivel.


Thiem, Hurkacks, Fritz y Sinner solo han acariciado la gloria en una ocasión. Y otros más sonados, como Zverev o Tsitsipas apenas tienen 3 títulos en este lapso, lo que representa aproximadamente un 5% de veces que han ganado el torneo respecto a las veces en que han participado en él.


Se menciona mucho una nueva generación de jugadores jóvenes que le pegan muy fuerte a la pelota y vienen entusiasmando a la gente con su juego. Pero que, si no tienen la mentalidad y consistencia requerida para este deporte, Novak seguirá poniéndose abrigos nuevos con un número distinto cada vez que gane otro Grand Slam. Poniendo así su nombre en lo más alto, quizás no solo del tenis, sino del deporte mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Table de contenido

Compartir Articulo

gaston@latinanoticias.com
INFORMES AL TELÉFONO
786.443.3030

[instagram-feed]

Síguenos también en