Septiembre mes nacional de concientización sobre la prevención del suicidio

El suicidio en la tercera edad es una amenaza silenciosa que va en aumento en el mundo, se calcula que alrededor de un millón de personas pone fin a su vida, entre ellos un número creciente de individuos mayores de 60 años.
Alrededor del 79% de los suicidios en personas de la tercera edad ocurren en hombres, la tasa de suicidio entre los varones es más de tres veces superior a la de las mujeres.
Para prevenir el intento y el suicidio consumado, es fundamental conocer los factores e indicadores de riesgo, así como los factores de protección. Además, es necesario conocer cómo manejar esta conducta suicida por parte de los profesionales de la salud, los familiares y amigos .
Las señales de alerta son comportamientos que indican que alguien está en riesgo de cometer suicidio y necesita ayuda inmediata. Las más comunes del suicidio son:

• Hablar o escribir sobre el suicidio.
• Sentirse desesperado o inútil.
• Poner sus asuntos en orden, como hacer cambios en un testamento.
• Acumular medicamentos o adquirir suministros que les permitirían terminar con su vida.
• Aumentar el consumo de sustancias.
• Mostrar un cambio de humor drástico.
Hoy queremos compartirles algunas ideas para disfrutar de un mes septiembre más sano y feliz.
• Pase tiempo con sus seres queridos, mantenerse conectado socialmente es vital para el autocuidado.
• Busque maneras de interactuar con personas con las que no puede estar físicamente, como videollamadas por whastapp, Zoom, Facetime o llamadas telefónicas.
• Participe en actividades divertidas. Salir a caminar, trabajar en el jardín, leer, cocinar, tejer o bailar; encuentre algo que le guste hacer y dedíquele por lo menos unos minutos todos los días.
• Pida ayuda. Estamos viviendo tiempos estresantes. Las personas cuyo trabajo es ayudar a los demás no siempre piden ayuda para ellos mismos. Si su vida se vuelve agobiante, busque ayuda.
• Empiece cada día de manera positiva para que esto influya en su estado de ánimo. Puede repetirse diariamente mantras o afirmaciones como «Creo en mi capacidad de superar los tiempos difíciles», o pensar en cinco cosas por las que está agradecido antes de levantarse.
• Mantenga una perspectiva optimista y piense en las cosas que espera hacer o lograr ese día.
• Establezca un objetivo realista y elabore un plan para lograrlo.
• Vea las cosas en un contexto más amplio para ayudar a poner todo en perspectiva.
• Cree conexiones con otras personas. Esté abierto a ayudar a los demás y a aceptar ayuda y apoyo cuando sea necesario.
También se anima a las personas que están contemplando el suicidio o se ven afectadas por él a que compartan sus historias y busquen ayuda profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.