IRS anuncia que la deducción máxima por gastos de educador aumenta a $300 dólares en 2022

El Servicio de Impuestos Internos emitió un mensaje para los educadores en este nuevo año escolar, recordándoles que la deducción máxima por gastos de educador aumenta a $300 dólares en 2022

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) publicó en su página web que los maestros y otros educadores podrán deducir hasta $300 dólares de gastos de desembolso en el aula para 2022 cuando presenten su declaración federal de impuestos sobre la renta el próximo año.

Esta es la primera vez que el límite anual aumenta desde que se promulgó la deducción de gastos de educación especial en 2002. El IRS señala que para los años fiscales 2002 a 2021, el límite fue de $250 por año, y que el límite aumentará en incrementos de $50 en años futuros en función de los ajustes por inflación.

Para 2022, un educador elegible puede deducir hasta $300 de gastos calificados. Si están casados y presentan una declaración conjunta con otro educador elegible, el límite aumenta a $600. Pero en esta situación, no más de $300 por cada cónyuge.

El IRS indica que los educadores pueden reclamar esta deducción, incluso si toman la deducción estándar. Los educadores elegibles incluyen a cualquiera que sea maestro, instructor, consejero, director o ayudante de jardín de infantes a grado 12 en una escuela durante al menos 900 horas durante el año escolar. Ambos educadores de escuelas públicas y privadas califican.

Los educadores pueden deducir el costo no reembolsado de:

– Libros, útiles y otros materiales utilizados en el aula.

– Equipos, incluidos equipos informáticos, software y servicios.

El IRS indica que los educadores pueden reclamar esta deducción, incluso si toman la deducción estándar. Los educadores elegibles incluyen a cualquiera que sea maestro, instructor, consejero, director o ayudante de jardín de infantes a grado 12 en una escuela durante al menos 900 horas durante el año escolar. Ambos educadores de escuelas públicas y privadas califican.

Los educadores pueden deducir el costo no reembolsado de:

– Libros, útiles y otros materiales utilizados en el aula.

– Equipos, incluidos equipos informáticos, software y servicios.

– Artículos de protección Covid-19 para detener la propagación de la enfermedad en el aula. Esto incluye mascarillas, desinfectante para usar contra el Covid-19, jabón para manos, desinfectante para manos, guantes desechables, cinta adhesiva, pintura o tiza para guiar el distanciamiento social, barreras físicas, como plexiglás transparente, purificadores de aire y otros artículos recomendados por los Centros para Control y Prevención de Enfermedades.

– Cursos de desarrollo profesional relacionados con el plan de estudios que enseñan o los estudiantes a los que enseñan (consulte la Publicación 970, Beneficios fiscales para la educación, Capítulo 3).

Los gastos calificados no incluyen el costo de la educación en el hogar o los suministros no deportivos para cursos de salud o educación física. Al igual que con todas las deducciones y créditos, el IRS les recuerda a los educadores que mantengan buenos registros, incluidos recibos, cheques cancelados y otra documentación.

Para aquellos que recibieron una extensión de la declaración de impuestos o aún necesitan presentar una declaración de impuestos de 2021, el IRS les recuerda a cualquier educador que aún esté trabajando en su declaración de impuestos de 2021 que el límite de deducción es de $250. Si están casados y presentan una declaración conjunta con otro educador elegible, el límite aumenta a $500. Pero en esta situación, no más de $250 por cada cónyuge.

También te puede interesar:
– IRS amplía opciones para corregir declaraciones de impuestos electrónicamente
– IRS llama a 19 millones de contribuyentes que solicitaron prórroga no esperar hasta octubre para presentar declaración de impuestos 2021
– IRS presenta plan estratégico a 5 años para ayudar a contribuyentes: qué planea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.