Estados Unidos y Europa anunciarán nuevas sanciones contra Rusia este miércoles

Estados Unidos anunciará nuevas sanciones contra Rusia este miércoles en coordinación con el G7 naciones y la Unión Europea, según un funcionario del gobierno Biden.

El funcionario señaló que el amplio paquete «impondrá costos significativos a Rusia y la empujará aún más por el camino del aislamiento económico, financiero y tecnológico».

El nuevo paquete de sanciones prohibirá todas las inversiones nuevas en Rusia, aumentará las sanciones contras las instituciones financieras y las empresas estatales en Rusia, y sancionará a los funcionarios del gobierno ruso, así como a sus familiares.

Por otro lado, la Unión Europea también impondrá nuevas sanciones a Rusia, probablemente sobre el gas y el petróleo, dijo este miércoles la jefa de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

«En este punto crítico de la guerra debemos volver a aumentar la presión sobre Putin», dijo Von der Leyen en un discurso ante el Parlamento Europeo en Bruselas. El martes, la UE anunció sus planes de imponer un quinto paquete de sanciones a Rusia que incluye la prohibición de importar carbón ruso.

«Estas sanciones no serán las últimas. Como ya dije ayer. Sí, ahora hemos prohibido el carbón, pero ahora tenemos que mirar al petróleo», dijo Von der Leyen. La UE también debe examinar los «ingresos que Rusia obtiene de los combustibles fósiles», añadió.

El jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, se hizo eco de estas declaraciones en un tuit el miércoles, en el que afirmaba que la UE «necesitará medidas sobre el petróleo, e incluso el gas, tarde o temprano».

El nuevo paquete de sanciones de EE.UU.

Estas nuevas medidas representan la escalada más reciente en los esfuerzos de EE.UU. y de sus aliados por imponer costos a Rusia tras su invasión a Ucrania. Y también, con el tiempo, de golpear sectores económicos críticos que el país utiliza para librar la guerra. También ocurren después de que se conocieran más atrocidades de las fuerzas rusas en el norte de Ucrania, con las devastadoras imágenes de cadáveres en Bucha, que han acelerado las discusiones entre EE.UU. y sus aliados europeos para aumentar las medidas económicas, dijeron funcionarios.

«Estas medidas degradarán los instrumentos clave del poder estatal ruso, impondrán un daño económico agudo e inmediato contra Rusia y responsabilizarán a la cleptocracia rusa que financia y apoya la guerra de Putin», dijo un funcionario estadounidense. «Estas medidas se tomarán en conjunto con nuestros aliados y socios, demostrando nuestra determinación y unidad para imponer costos sin precedentes a Rusia por su guerra contra Ucrania».

El funcionario agregó: «Ya habíamos llegado a la conclusión de que Rusia cometió crímenes de guerra en Ucrania. Y la información de Bucha parece mostrar más evidencia de crímenes de guerra. Como dijo el presidente, trabajaremos con el mundo para garantizar que haya una rendición de cuentas total para estos crímenes. Una de esas herramientas son las sanciones. Y hemos estado trabajando intensamente con nuestros aliados europeos en nuevas sanciones».

Más sanciones para Rusia

Las sanciones esperadas llegan después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunciara que ya no permitirá que Rusia pague su deuda utilizando dólares almacenados en bancos estadounidenses. Si bien Washington impuso sanciones al Banco Central de Rusia congelando su moneda extranjera en los bancos estadounidenses, el Tesoro había permitido previamente a Rusia usar esas reservas para pagar su deuda.

Es una medida que, según los funcionarios, aumentará sustancialmente el riesgo de incumplimiento. También, dicen, socavará los esfuerzos urgentes del banco central para detener la hemorragia que inmediatamente sufrió la economía rusa a raíz de la respuesta occidental a la invasión.

Desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania a fines de febrero, EE.UU. y sus aliados han sancionado a cientos de élites y legisladores rusos. También han restringido el acceso del país a tecnología de Occidente importante para sus sectores de defensa y tecnología, han congelado aproximadamente la mitad de las reservas extranjeras de Rusia y suspendido  bancos rusos específicos de la red bancaria SWIFT, entre otras medidas. Estados Unidos también prohibió la importación de petróleo, gas natural y otros productos energéticos rusos.

Si bien la severidad y la rapidez de las sanciones de Occidente contra Rusia no tienen precedentes, las excepciones clave permanecen, mientras los funcionarios estadounidenses continúan vigilando las cadenas de suministro estadounidenses y europeas, y tratan de limitar el impacto de las sanciones en las economías occidentales que están lidiando con una inflación de niveles récord.

CNN informó a fines de la semana pasada que Rusia enfrenta una profunda recesión y una alta inflación, a medida que las sanciones empujan al país a tener una economía cada vez más cerrada. Un cambio que los funcionarios estadounidenses creen que el Kremlin tendrá dificultades para lograr, ya que ha dependido durante mucho tiempo de la venta de materias primas para comprar equipos sofisticados y bienes de consumo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.