Los horrores de la invasión de Ucrania por parte de Putin están saliendo cada vez más a la luz

Vladimir de pie al borde de una fosa común en la ciudad ucraniana de Bucha, en las afueras de Kyiv. Se toma la cabeza con las manos y luego las levanta al cielo.

«Hermano, te hemos estado buscando por tanto tiempo», dice, rompiendo a llorar. Su hermano, Dmitry, ha estado desaparecido por cerca de una semana y los vecinos le dijeron a Vladimir que podría estar enterrado aquí.

«Pensamos que estabas vivo», grita Vladimir.

Dentro de la tumba, los cuerpos están apilados uno encima del otro, en su mayoría dentro de bolsas negras, pero algunos con extremidades a la vista. Solo algunos están enterrados. Un equipo de CNN vio al menos una docena de cuerpos en la fosa común, pero la tierra muestra signos de movimiento reciente, lo que sugiere que podría haber muchos más debajo.

La policía regional de Kyiv y los residentes locales dicen creer que al menos 150 personas fueron enterradas en la fosa común, pero el alcalde de Bucha dice que el número de muertos podría llegar a 300. CNN no pudo verificar sus afirmaciones de forma independiente.

Vladimir se recupera, consolado por su esposa, Anna, y un vecino, Liubov, y luego se va. Dice creer que su hermano está sepultado allí, pero la triste realidad es que no puede estar seguro, y es posible que no lo sepa por mucho tiempo.

Los residentes dicen que la tumba, en los terrenos detrás de la Iglesia de San Andrés y Pyervozvannoho de Todos los Santos, comenzó a excavarse a principios de la invasión rusa de Ucrania, tal fue el número de muertos en este frondoso suburbio de Kyiv.

Imágenes de satélite de Maxar del 10 de marzo muestran que la zanja ya se estaba cavando.

A medida que las fuerzas rusas se retiran del área alrededor de Kyiv, los horrores de la invasión de Ucrania por parte de Moscú están saliendo a la luz cada vez más. La muerte y la destrucción provocadas por la maquinaria de guerra de Rusia quedan a la vista en Bucha, donde se podían ver cadáveres en las calles del suburbio desde el domingo. Algunos tenían las manos atadas a la espalda.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, culpó a Rusia por las muertes dentro del distrito, acusando a Moscú de intentar acabar con su «nación entera».

«Se trata de la destrucción y el exterminio de todas estas nacionalidades», dijo en una entrevista en «Face the Nation» de CBS News el domingo.

Por su parte, Rusia ha negado cualquier implicación, insistiendo en que no ataca a civiles y diciendo que las imágenes de cuerpos en las calles de Bucha son falsas.

Dentro del distrito, las carreteras están llenas de vehículos blindados rusos destruidos, incluidos tanques, emboscados por aviones no tripulados ucranianos o unidades con lanzacohetes portátiles proporcionados por la OTAN, como Javelins y sistemas de armas ligeras antitanque de próxima generación, o NLAW.

En algunos casos, columnas enteras de vehículos blindados rusos quedaron atrapadas en estrechas calles residenciales, antes de ser destruidas.

«Pensaron que podían simplemente conducir por las calles y pasar. Que serían recibidos como si estuviera bien venir acá», nos dice Valery Spichek, un agente de la Policía Nacional de Ucrania. «Tal vez piensen que es normal conducir saqueando, destruir edificios y burlarse de la gente».

“Pero nuestra gente no lo permitió”, agrega.

Los vehículos ahora se oxidan allí donde quedaron detenidos, evidencia de las grandes pérdidas que sufrió Moscú antes de ser expulsados de los alrededores de Kyiv.

La destrucción se extiende a la mayoría de los edificios y otra infraestructura alrededor, con muy pocas casas intactas, la mayoría inhabitables tras la ofensiva de Rusia en la capital.

La escena en Bucha es similar a lo que CNN pudo ver en otros distritos alrededor de Kyiv, como Irwin, Myla, Hostomel y tan al norte como Bordyanka.

En este último, edificios enteros de varios pisos fueron arrasados por proyectiles de artillería, mientras ucranianos y rusos luchaban por el control del área. Las autoridades dicen que temen que haya cadáveres debajo de los escombros, y que el número real de muertos aún es imposible de medir.

Recopilado por CHEVES FERNANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.