World

La Corte Suprema de Estados Unidos pospuso hasta el viernes su fallo sobre la píldora abortiva

El máximo tribunal amplió el acceso a la mifepristona mientras los magistrados continúan discutiendo sobre las restricciones judiciales al medicamento, aprobado por la FDA hace más de 20 años

La Corte Suprema de Estados Unidos amplió hasta el viernes el acceso a un medicamento para abortar, mientras los magistrados consideran si permiten que entren en vigor las restricciones a la mifepristona al tiempo que continúa la impugnación presentada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

En una orden firmada por el magistrado Samuel Alito, la corte señaló el miércoles que emitirá una decisión el viernes por la noche.

Los jueces se habían puesto un plazo para el miércoles en un caso de Texas en el que los opositores al aborto buscan retirar la aprobación de la FDA a la mifepristona, que es el método más común en el país para interrumpir un embarazo.

El medicamento obtuvo la aprobación de la FDA en 2000, y las condiciones para su uso se han relajado en los últimos años, incluyendo su disponibilidad por correo en los estados que lo permiten.

El gobierno del presidente Joe Biden y el fabricante del medicamento, Danco Laboratories, con sede en Nueva York, quieren que el máximo tribunal del país rechace las restricciones al uso de la mifepristona impuestas por tribunales menores, al menos mientras el caso jurídico se abre paso en los tribunales.

Señalaron que las mujeres que quieren el fármaco y los proveedores que lo distribuyen enfrentarán un caos si se aplican restricciones al medicamento. Dependiendo de lo que decidan los magistrados, esto podría incluir la obligación de que las mujeres tomen una dosis superior a la que la FDA considera necesaria.

En una apelación, Alliance Defending Freedom, que representa a doctores y grupos médicos que se oponen al aborto, defendió los fallos en un llamado a la Corte Suprema para que permita que las restricciones entren en vigor.

La disputa legal sobre el aborto se produce menos de un año después de que la Corte Suprema anuló el fallo del caso Roe vs. Wade de 1973 que permitía el aborto a nivel nacional y permitieron que más de una decena de estados prohibieran el procedimiento.

Mientras el panorama del aborto cambiaba radicalmente en varios estados, los grupos antiaborto pusieron la mira en las interrupciones al embarazo con medicamentos, que representan más de la mitad de todos los procedimientos de su tipo en Estados Unidos.

Los opositores al aborto presentaron una demanda en noviembre en Amarillo, Texas. La apelación llegó rápidamente a la Corte Suprema después de que un juez federal dictaminó el 7 de abril una sentencia que revocaría la aprobación de la FDA para la mifepristona, uno de los dos fármacos utilizados en los abortos farmacológicos.

(Con información de AP)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba