¿Colores nuevos? ¡Verás bígaro por todas partes en 2022!

Cuando todos creían que la paleta de colores estaba agotada, el 2022 trae una nueva tendencia: el «very peri», un matiz especial de la gama de los lilas azulados. No a todos les gusta ese color, pero la moda tiene buenos motivos para su nueva elección, tanto para la indumentaria como para el hogar y demás productos.

Cuando todos creían que la paleta de colores estaba agotada, el 2022 trae una nueva tendencia: el «very peri», un matiz especial de la gama de los lilas azulados. No a todos les gusta ese color, pero la moda tiene buenos motivos para su nueva elección, tanto para la indumentaria como para el hogar y demás productos.

No es que el mundo se vaya a teñir de lila y sus derivados, pero sí serán notorios los nuevos acentos, asegura el Pantone Color Institute y otros analistas de tendencias.

El Instituto Pantone es una de las tantas compañías que eligen una especie de «color del año», pero además es reconocida a nivel mundial como una fuente líder de expertos en el tema y cuenta con un sistema de color ampliamente utilizado en la gráfica y la industria de la imprenta.

Sus especialistas en tendencias analizan todos los años los tonos de moda, y eso lleva a que lo que diga el instituto tenga un amplio eco entre diseñadores y compañías. El resultado: muchos fabricantes ya están haciendo publicidad con productos en tonos de «very peri», que es un lila similar a las flores del jacarandá. El tono ya se plasma en las publicidades de prendas de vestir, bolsos, gafas, floreros, almohadones o botellas de agua.

Se verán publicidades con sillones «very peri» y hasta ramos de flores en tonos lila.

WGSN, una compañía de análisis de tendencias, también eligió un matiz del lavanda como color del año, pero para el 2023. Sin embargo, también registró que es un tono muy popular entre la gente joven desde hace tiempo.

En Alemania, el instituto RAL, que es un equivalente local del Pantone, apunta diversos tonos de violeta en su paleta de colores para 2022.

Pantone dice que el matiz «very peri» es un azul cálido que «muestra una confianza despreocupada y una curiosidad atrevida que anima nuestro espíritu creativo, inquisitivo e intrigante».

Pantone no hace mención ni del púrpura, ni del lila, sino que describe el tono del año como una «tonalidad de azul bígaro con un matiz rojo violáceo» para crear un tono dinámico.

Algunos creerán que la elección refleja lo vivido durante la pandemia, una época marcada por los cambios del estilo de vida, el trabajo remoto y la digitalización. Otros lo entenderán más bien como una medida publicitaria: recomendar un color del año es una gran oportunidad para renovar los productos, lanzar nuevas campañas publicitarias y dar a entender que existe algún motivo para comprar un nuevo producto.

También ayudará a los que quieren aparentar que visten a la moda. Sabrán qué prenda elegir y llevarán un color que tal vez en un primer momento no hubiesen elegido.

Sin embargo, las recomendaciones de Pantone no siempre aterrizan en los mercados mayoristas a nivel mundial.

En 2018, el color del año elegido por Pantone prácticamente pasó desapercibido en las calles de Alemania, y era una especie de ultravioleta gaudier.

«Es bueno mirar bien de cerca los matices», dice la experta Hildegard Kalthegener, que se muestra optimista sobre el «very peri». Cree que puede convertirse en un verdadero hit de ventas. «Este tono se encuentra entre el azul y el violeta, pero se aproxima más al azul», describe Kalthegener.

«El azul es considerado uno de los colores más populares dentro de los tonos femeninos y masculinos. A nivel mundial», añade.

De todos modos, no hay que esperar que el bígaro se convierta en una tendencia al por mayor, ni para aplicar a cualquier cosa. «Se pueden hacer cosas maravillosas con este color, pero no lo veo para una pared», dice la analista de tendencias Gabriela Kaiser. «También me produce cierto mareo imaginarme un sofá en este tono. Lamentablemente hay muchos objetos que no imagino de este color, pero sí lo veo como color accesorio, para algo pequeño dentro de un ambiente», detalla.

La especialista Kalthegener también lo ve como un tono para generar acentos, en combinación con otros colores y de un modo atrapante para cualquiera.

«Lo combinas con matices livianos de crema o con marfil, más verde OTAN y maderas». O, si uno busca «una combinación más femenina, puede probar azul-púrpura con los tonos de rosa viejo que fueron populares durante mucho tiempo y un toque de verde oliva».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.