Latinitos 

Terror en películas y videojuegos

Videojuegos y cine, dos medios con muchas diferencias pero que comparten similitudes. Ambos son medios narrativos que pretenden dar una experiencia única al consumidor haciendo uso de sus fuerzas y características. Cuando se trata del género del horror, los enfoques que estos dos medios utilizarán para inquietar y asustar a la audiencia serán distintos pero efectivos de igual manera.

Primero los videojuegos. Está en la naturaleza de este medio darle control y decisión al jugador sobre lo que va a suceder, así como de los tiempos y ritmo de la experiencia. Dadas estas características el jugador estará adentrado de manera personal, pues está consciente que su habilidad e ingenio es lo que le permitirá seguir adelante. Un buen juego de terror es aquel que logra poner a su jugador contra varias decisiones que son de “vida o muerte”. Esto se logra con mecánicas de manejo de recursos, caminos divergentes, varias formas de solucionar un problema, pero de igual manera muchas formas de fallarlo, etc. Además, un elemento crucial para causar horror se basa en que, en los videojuegos por norma general, siempre se podrá derrotar a los enemigos que se presenten es parte de su diseño. Cuando se le pone un enemigo invencible a un jugador acostumbrado a enfrentamientos donde es capaz de derrotar al enemigo, sentirá terror al ver su capacidad de lucha desvanecerse, siendo la huida la única opción ante una fuerza abrumadora, lo cual generará un sentimiento de terror único a este medio.

Las películas son distintas, es una experiencia más pasiva donde el espectador no tendrá que tomar acción o decisión para lograr un objetivo. Debido a esto el vínculo personal no será tan grande, por lo que la fuerza de una buena película de horror estará en parte en lo mucho que nos podamos identificar con sus personajes, pues ellos serán avatares de nuestras emociones y se pretende que nosotros logremos sentir el terror y locura que ellos sienten. Otra ventaja del cine como es una experiencia ya determinada donde el espectador no tiene control alguno en el resultado. Esto permite a los directores y guionistas marcar el ritmo y la construcción de suspenso deseados. Ángulos de cámara, colores fríos, sonidos que van aumentando la tensión, pequeñas sombras casi fuera de cuadro, etc.

Ya sea uno o el otro, en este mes de brujas y espectros, disfruten ambos medios y pierdan el sueño con ellos.

Related posts

Leave a Comment