Mamas Latinas 

De vuelta a la escuela

El inicio de un nuevo ciclo escolar es uno de los eventos que más ansiedad suscita entre las madres y los padres. Toda la dinámica familiar sufre cambios y todos debemos reajustarnos para que el proceso de adaptación fluya naturalmente.

En esta ocasión el regreso a clases será distinto. El contacto que usualmente había entre los niños, sus padres y sus maestras ya no será el mismo. El distanciamiento seguirá presente y eso duele… y duele bastante.

Es esencial visitar diferentes escuelas antes de tomar una decisión. No debemos apresurarnos, hay que tomar en cuenta las ventajas y desventajas de cada centro educativo y elegir aquel que más se adapte a nuestras expectativas, sin olvidar que lo más importante es que los niños estén en un lugar seguro, bien cuidados, que sean queridos y reciban una buena educación.

Estas son algunas acciones que evitarán el caos en las mañanas y facilitarán el proceso:

1. Despertarse a una hora que les permita desayunar antes de salir para que su cerebro tenga combustible para funcionar adecuadamente.

2. Desde la noche, dejar todo ordenado para que cambiarse de ropa no sea una labor titánica al otro día. Esto también aplica para la preparación de la mochila.

3. En el fin de semana comprar todos los alimentos que necesitaremos durante la semana, de tal modo que podamos darles comida saludable y nutritiva en el desayuno, en el almuerzo y en la cena.

4. Cuando nuestros hijos lleguen a casa dedicarles tiempo de calidad, jugar con ellos, compartir sobre lo que hicimos e hicieron en el día. Observa cualquier cambio negativo en tu hijo o hija, indaga y actúa a tiempo.

5. Realizar las tareas escolares asignadas a la misma hora cada día, de modo que vayan creciendo con esta estructura y sepan organizar sus actividades sabiamente en el futuro; hay un tiempo para cada cosa.

6. Realizar alguna actividad relajante después de cenar, como darles un baño tibio y leerles un cuento antes de dormir, pero no negociar la hora de dormir. Acostarse y levantarse a la misma hora le va indicando al cerebro un patrón que le permitirá seguir la rutina de manera fluida y espontánea.

Ten paciencia, es un proceso de adaptación para ambos. La escuela es un lugar maravilloso para aprender, divertirse, hacer amigos y crecer en todos los aspectos. Un día a la vez…

Related posts

Leave a Comment