Videojuegos ¿Una forma de arte?

El mítico debate de si los videojuegos pueden ser considerados arte es uno que ha perdurado por varios años a pesar de que tiene una respuesta sorprendentemente clara. Los videojuegos pueden y serán arte, y las razones de ello las verán a continuación.

Primero debemos intentar establecer la definición de un concepto tan subjetivo y complicado como el arte. El arte a pesar de tener varias definiciones con diferencias entre ellas, hay elementos que coinciden en la mayoría. Los elementos de la expresión, la interpretación, el valor estético y si el arte en cuestión es capaz de provocar algún sentimiento.

Considerando la definición anterior, los videojuegos pueden entrar en la definición ya que es un medio que puede ser usado para expresar sentimientos y relatar increíbles y emotivas historias. Los videojuegos debido a sus propiedades, cada jugador va a experimentarlos de forma distinta, varios desarrolladores usan esto a su ventaja para poder contar historias de maneras poco convencionales, dejando que el jugador interprete la trama a su propio juicio.

En cuanto al valor estético, debido a la naturaleza visual de los videojuegos diferentes estilos y direcciones artísticas han surgido. Si bien el fotorrealismo es la más común, muchos videojuegos optan por crear una experiencia visual única a ellos. También es importante resaltar que muchos videojuegos optan por crear escenas fantasiosas las cuales rebozan de creatividad e imaginación a tal grado que se vuelven deslumbrantes.

Por último, los videojuegos tienen una característica única a ellos a la hora de crear una historia. Cuando se lee algún libro o se ve una película la trama tiene que seguir un ritmo, el autor no se puede desviar mucho de la trama principal ya que la audiencia perdería interés. Los videojuegos como son un medio interactivo se le permite al desarrollador agregar todas las desviaciones que guste para desarrollar más su creación y personajes, sin riesgo alguno de que los jugadores pierdan interés en la trama central pues el jugador es el que decidirá si va a seguir las desviaciones o se si enfocara en la trama principal. 

Con todas estas características, los videojuegos son capaces de provocar sentimientos en aquellos que los experimentan, emociones fuertes de alegría, enojo, tristeza y maravilla. Por estos motivos los videojuegos han demostrado la capacidad de ser arte. No todos los videojuegos son arte, pero la gran mayoría   podrán ser referidos como tal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.