Mamas Latinas 

El sueño infantil

Desde que el bebé nace comienza la batalla para lograr que duerma toda la noche. La madre y todas las personas cercanas empiezan a hacerse una serie de expectativas irrealistas acerca de cuánto debe dormir el recién nacido. Lo peor es que llegamos a confiar en métodos que prometen lograr que el bebé duerma 8 horas seguidas en las noches dejándolo llorar. Las repercusiones que tienen estos métodos para la salud emocional de los niños son muy serias, porque irrespetan su ritmo natural y les llevan el mensaje de que no importa cuánto lloren, no serán escuchados y mucho menos acompañados.

Si aprendemos cómo evoluciona el sueño infantil sin duda desaparecerá la ansiedad y el estrés provocados por querer lograr algo que por naturaleza no es posible. 

Al principio el bebé va a dormir muchísimo durante el día, pero inevitablemente despertará de madrugada, ya sea en busca de alimento, de arrullo, de cambio de pañal. Pretender que un bebé no despierte en las noches es apegarse a una utopía que solo traerá desilusión. Paulatinamente, los bebés van desarrollando sus fases de sueño y dormirán más horas de corrido, pero es un proceso que hay que vivir con paciencia, amor y compasión.

Hay algunos consejos que podemos seguir para hacer el proceso más llevadero. 

Primero, el bebé debe dormir siestas durante el día. La cantidad de siestas depende de la edad.

Segundo, hacer colecho tomando todas las medidas de precaución. Esto te permitirá no tener que desplazarte a otra habitación cada vez que despierte. 

Tercero, atender las necesidades físicas y emocionales de tu hijo para que vaya creciendo con seguridad y apego seguro. 

Cuarto, identificar a tiempo las señales de cansancio del bebé. 

Quinto, establecer una rutina que lo relaje y lo vaya preparando para dormir en las noches. Por último, ten la certeza de que todo evoluciona y el sueño infantil no es la excepción.

Para ti que estás agotada, que sientes que ya no puedes más del cansancio, de solo dar y darte a manos llenas, te acompaño y te entiendo como no te imaginas. Quiero que sepas que esta etapa pasará. 

Tu bebé aprenderá a dormir igual que todos lo hicimos. Ten paciencia y confía en tu instinto, acompáñalo cuando llore en las madrugadas, dile que ahí estás, que siempre estarás. 

Descansa cuando el bebé duerma. Tu bienestar jamás debe ser menospreciado. PACIENCIA, todo pasa.

Related posts

Leave a Comment