Bienes Raices 

ALTA DEMANDA DE RENTAS RESIDENCIALES

Estamos viviendo un fenómeno único. En mis 33 años de experiencia en la industria de Bienes Raíces es la primera vez que veo tan alta demanda de renta en propiedades residenciales. Esto puede ser causado por múltiples razones. 

La alta emigración de latinoamericanos debido a circunstancias políticas, el éxodo de californianos hacia el sur de Florida, la formación de nuevos hogares y el gran número de viviendas ocupadas por personas que no están pagando renta y debido a la moratoria de desalojos siguen ocupando esas viviendas.

La administración de Biden, anunció una nueva extensión de 60 días, la prohibición de desalojos continúa hasta el 3 de octubre de 2021.

Esta extensión incluye alrededor del 90% de los inquilinos de EE. UU, esto nos da una ligera idea donde comienza la crisis actual de alquiler de vivienda.

Para que los inquilinos estén protegidos por la orden, deben completar y firmar una declaración con los elementos enumerados para una “persona cubierta” a su arrendador. Es importante y razonable la ayuda y protección a quienes lo necesitan.

Están ayudando a los inquilinos. ¿Y qué sucede con los propietarios? Los costos de mantenimiento, pago de hipoteca, pago de impuestos y otras obligaciones de los propietarios no tienen moratoria. Sin importar la solvencia de los arrendadores la falta de ingreso contra los gastos es negativa y perjudica las finanzas de muchos.

Los propietarios más afectados son personas que durante toda su vida trabajaron para comprar una propiedad, y así tener un ingreso extra en su vejez que les permita disfrutar sus años dorados dignamente. Estos “pequeños inversionistas” que contaban con ese “ingreso extra”, ahora llevan más de un año sin ingreso afrontando los gastos que hacen un hoyo en su estado financiero.

Hay muchos proveedores de viviendas familiares que enfrentan la ruina financiera y no pueden pagar sus facturas o mantener sus propiedades. La Organización Nacional de Realtors (NAR) lanzó un esfuerzo de defensa masivo el año pasado para asegurar la asistencia de alquiler para los inquilinos. Se obtuvieron casi $ 50 mil millones a través de dos leyes.

Sin embargo, como resultado de las posteriores extensiones de la prohibición de desalojo, la situación continúa agravándose y solo queda esperar que esta triste situación creada por COVID-19 llegue pronto a su fin por el bienestar de todos.

Si usted este considerando mudarse debe tener paciencia y revisar su presupuesto porque los alquileres han alcanzado cifras astronómicas en Miami-Dade y Broward.

Reciban un cordial saludo y estoy simplemente a una llamada de teléfono (305) 216-9399 o email lourdes@lourdesseda.com

Related posts

Leave a Comment