Mascotas 

LOS RIESGOS QUE CORRE UN PERRO SIN CORREA

Es importante tener en cuenta por qué es vital que salgamos a caminar con el perro y su correa.

Es muy común que las personas caminen con su perro al lado y sin correa, confiados en que esté educado para hacerlo, pero aun que así sea, no hay que confiarse de esa enseñanza y arriesgar su vida. Debemos recordar que el perro es un animal impredecible, un perro educado no olvida sus instintos, el peligro está en cualquier lugar, tiene una inteligencia de un niño de 3 años nada más y en algún momento algo puede llamarle la atención y salir corriendo o encontrarse un peligro sin que el dueño se dé cuenta.

¿Qué peligros corre el perro sin correa?

Que si el perro al ver a un conocido o una distracción puedan echarse a correr sin control y sea atropellado al atravesar la calle.

El sonido de los vehículos lo asuste y pueda echarse a correr sin control y resulte atropellado, o cause algún accidente, por evitar atropellarlo.

Que venga otro perro y se peleen exponiéndolo a serias heridas e incluso la muerte. Sin tener una correa puesta al no poder controlarlo tendrá más posibilidades de morder o ser mordido por otro perro.

Puede comer animales muertos (lagartijas) del suelo sin que nos demos cuenta y adquirir enfermedades o infecciones.

Que coma desperdicios de otros animales enfermos.

Que lo muerda un animalito escondido entre las plantas con alguna enfermedad contagiosa.

Puede ser envenenado, hay propietarios que no desean perros defecando en sus jardines y les dejan comida con veneno o golosinas con agujas escondidas.

Se extravié por una hembra en celo al ir detrás de la perra.

Si es hembra pueden violarla uno o varios machos de la calle.

¡Que se lo roben prácticamente delante de ti! Sin importar la raza, hoy en día hasta los mestizos están desapareciendo para ser vendidos.

Que asuste o moleste a personas que no compartan nuestro amor por los perros.

¡Protejamos a ese fiel compañero usando la correa siempre! recuerden que él depende de nuestros cuidados. Debemos tener un control óptimo para transmitirle confianza, respeto, liderazgo y ayudarle a comprender límites y fronteras que lo mantendrán a salvo. Para lograr eso debemos entrenar y adaptar a nuestro perro a situaciones de la vida cotidiana y esto puede requerir de tiempo, paciencia, conocimiento sobre el sistema de comunicación de los perros.

No es solo por protección de ellos, también es por respeto de los derechos de las personas que no son necesariamente amantes de los animales y tienen el mismo derecho que nosotros de disfrutar de un paseo tranquilo.

Related posts

Leave a Comment