La industria automotriz y la migración a la movilidad electrica

Para nadie es un secreto que el sector automotriz a nivel mundial se ha planteado fechas precisas para llevar a cabo la transición hacia la movilidad eléctrica , entre otros temas buscando reducir los niveles de contaminación y lograr que sea  sostenible.

La comercialización de vehículos híbridos y eléctricos ha mostrado un incremento constante ante las contingencias ambientales y las nuevas restricciones vehiculares 

Bloomberg New Energy Finance (BNEF), una firma de consultoría especialidad en investigación de energías limpias, estima que para 2040 los autos eléctricos podrían representar el 57% de los automóviles que circulen a nivel mundial.

Todos los fabricantes de automóviles  han decidido subirse al cambio hacia la electromovilidad al destinar parte de sus inversiones e innovación a dicho rubro, impulsando aún más el desarrollo y la innovación.

Chinos, japoneses, coreanos y alemanes estan en la carrera para hacerse entre los primeros puestos de la fabricación del vehículo eléctrico y lo que prima es el nivel de competitividad de cada marca. 

Aunque al día de hoy el liderazgo lo tiene el fabricante estadounidense Tesla, no se quedan atras los asiáticos  BYD, BAIC, NISSAN, KIA, CHERY, MITSUBISHI y dos alemanes, BMW y Volkswagen.

Resolver el desafío de la movilidad requiere y requerirá acciones audaces y coordinadas de los sectores público y privado. Los avances tecnológicos y la comercialización, la financiación, las políticas inteligentes y la innovación serán necesarias para lograr mejoras en la productividad y crear entornos más sostenibles en nuestras ciudades

Se hace necesario implementar una serie de políticas legales, de incentivos, de infraestructura de carga, de competitividad en el mercado y de sostenibilidad por parte de los gobiernos locales que emitan ordenanzas estableciendo estacionamientos preferenciales con cargadores para vehículos electrificados en zonas céntricas de alta congestión y centros comerciales.

A su vez se realizan gestiones para que se apruebe un reglamento de fabricación y ensamblaje de vehículos electrificados y se realice una estandarización de enchufes y cargadores.

Está claro que el presente -futuro de la industria automotriz es eléctrico, autónomo, compartido y conectado y la apuesta por los vehículos híbridos y eléctricos como parte del compromiso por la preservación del medio ambiente es una tarea pública y privada, solo asi se globalizará con la velocidad que se requiere y el consumidor  perderá la desconfianza  hacia la cadena de suministro de la electromovilidad al palpar  la infraestructura urbana que demanda la electromovilidad y contar con  información cuantitativa de hechos que reflejen las ventajas tecnológicas de la electromovilidad y escenarios futuros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.